Seremi de Vivienda destacó gestiones para abordar situación de mega loteos

Un tema de gran actualidad y preocupación para el Ministerio de Vivienda y Urbanismo tiene que ver con la necesidad de regular la proliferación de mega loteos y subdivisiones de terrenos en sectores rurales. Es lo que ocurre con muchas de las denominadas “parcelas de agrado”, que en los últimos años se han multiplicado en todo el país y en la región, muchas veces sin un control que permita prevenir y evitar el surgimiento de verdaderos poblados que no cuentan con el ordenamiento y servicios básicos que exige la ley y que requieren los mismos propietarios.

Esta realidad se puede verificar fácilmente en un recorrido por los sectores rurales y es por eso que a nivel regional el Gobierno ha establecido mesas de trabajo intersectoriales que permitan determinar las acciones que se pueden tomar en el corto y mediano plazo, para hacer frente a esta evidente realidad. De hecho se están desarrollando jornadas periódicas con participación de los Seremis de Agricultura, Bienes Nacionales, Medio Ambiente y Vivienda, liderados por el Delegado Presidencial Regional, Rodrigo Araya.

Según los datos recabados en las reuniones, actualmente en la región existe la denuncia masiva sobre 22 mega loteos que son promocionados por redes sociales sin ingresar al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental, aunque en la Seremi de Vivienda solo hay una denuncia por subdivisión de pedio rústico con resultado de 78 lotes en las cercanía del Lago Elizalde.

Como indica la Seremi de Vivienda, Paulina Ruz Delfín, a esos casos se suma otra problemática, que es la formación de los llamados “loteos Brujos”, que consiste en cesiones de derechos respecto de un predio rustico por una determinada superficie, las cuales siempre son inferiores a los 500 mts2. En su mayoría estos loteos se ajustan a un decreto del Ministerio de Agricultura que establece normas sobre la división de dichos espacios (parcelas de agrado, sin grados de urbanización).

La ley General de Urbanismo y Construcción, en tanto, establece que “fuera de los límites urbanos establecidos en los Planes Reguladores no será permitido abrir calles, subdividir para formar poblaciones, ni levantar construcciones, salvo aquellas que fueren necesarias para la explotación agrícola del inmueble, para las viviendas del propietario y sus trabajadores, o para la construcción de conjuntos habitacionales de viviendas sociales o de viviendas de hasta un valor de 1.000 unidades de fomento, que cuenten con los requisitos para obtener el subsidio del Estado”.

Tal como consigna la Seremi de Vivienda, Paulina Ruz, actualmente corresponde a la repartición a su cargo cautelar que las subdivisiones y construcciones en terrenos rurales, con fines ajenos a la agricultura, no originen nuevos núcleos urbanos al margen de la Planificación urbana intercomunal.  “Es en ese contexto que ya estamos tomando algunas acciones concretas. En primer lugar, vamos a sacar una resolución fijando criterios generales, que es algo que se ha hecho en el resto del país. Por otra parte, ya oficiamos a los Conservadores de Bienes Raíces de la región, para que informen sobre toda inscripción de subdivisiones de predios rústicos realizadas en el marco del Decreto Ley 3516 del Ministerio de Agricultura. En ese mismo sentido le solicitamos también se informe toda inscripción de cesión de derechos sucesivas respecto de un mismo inmueble, ya sea por compra venta u otro título de dominio”, explicó.

Otro avance en el tema indica que la Seremi de Agricultura antes de entregar una autorización para subdividir o urbanizar este tipo de terrenos rurales, deberá contar con un informe favorable previo de la Seremi de Vivienda. También para las construcciones industriales, de infraestructura, turismo y poblaciones, fuera de los límites urbanos, se exigirá un informe previo de la Seremi de Vivienda y el Servicio Agrícola y Ganadero.

Agregó la Seremi que “estas son las primeras acciones, pero en lo sucesivo seguiremos implementando nuevas medidas, asumiendo que es un tema complejo donde vamos a trabajar en conjunto con nuestra Gobernadora Regional, Andrea Macías, con parlamentarios y otros estamentos, para garantizar nuevas medidas en base a un trabajo mancomunado, coordinado y colaborativo. En ese sentido ya estamos viendo el tema con diversos miembros de la comunidad y con organizaciones como la Asociación Regional de Municipalidades (AREMU) o el ZOIT, que tiene que ver con las Zonas de Interés Turístico, con quienes tuvimos un interesante intercambio de ideas y propuestas”.

Finalmente acotó también la autoridad regional que, tal como ha dicho el Ministro de Vivienda, Carlos Montes, junto con las medidas que se están tomando a corto plazo, la mirada de futuro debe venir acompañada de la instancia legislativa que fije definitiva y claramente las restricciones que permitan la correcta y oportuna regulación de este tema en los próximos años.

Síguenos en Facebook

Más Noticias